Cómo hacer un vestido de flamenca paso a paso [Guía]

Cómo hacer un vestido de flamenca paso a paso

En la última década, el vestido de flamenca se ha convertido en uno de los iconos de referencia en el mundo de la moda española.

Pasó de ser el traje regional de Andalucía a deslumbrar a los modistos y apasionados del patronaje a nivel europeo e internacional.

Por eso, hoy queremos dedicar nuestro artículo a intentar desgranar cómo hacer un vestido de flamenca, con tips, referencias y consejos que os ayuden a comenzar en el apasionante universo flamenco.

Paso 1: Elige la tela y el diseño

Antes de comenzar hay que dejar bien claro que no vamos a encontrar un único método de confección.

El primer paso a seguir será seleccionar el tipo de tejido y estampado que más nos guste. Y a continuación, el diseño del modelo, es decir, el tipo de cuerpo (o talle), las mangas y la falda.

Y os estaréis preguntando, ¿Qué tipo de tela es la mejor para hacer un vestido de gitana?

Sentimos decir que no hay que una respuesta concreta. Cada tela es un mundo y cada tejido funciona mejor o peor dependiendo del patrón que se utilice y el cuerpo de la persona que vaya a lucirlo.

Nosotros somos amantes de los tejidos variados.

Por ejemplo, para las mangas es ideal utilizar plumeti. El encaje, la pasamanería o los entredoses son ideales para rematar los acabados de las mangas y los pies de costura de los volantes (tanto en brazos como en faldón).

Muchos clientes nos preguntan cómo hacer un vestido de flamenca para niña, y una de nuestras recomendaciones es el popelín.

Pero sin duda alguna, el algodón con lycra es el tejido más clásico a la hora de confeccionar trajes de flamenca. La sedosidad y la forma de moldear la figura de la mujer que lo luzca no tiene rival.

Sin embargo, y gracias a la apuesta de diseñadores emergentes y pasarelas internacionales, como el SIMOF (Salón Internacional de la Moda Flamenca), podemos encontrar un sinfín de propuestas en tejidos como los perforados, gasas, vichy, entre muchos otros.

Una vez escogido el tipo de tejido que mejor nos sentará hay que decidirse por el estampado.

Aquí nos topamos con un universo ilimitado de opciones, los tradicionales estampados florales, el clásico lunar, colores lisos, llamativos y transgresores … Éste es un mundo infinito, como infinitas pueden ser tus ideas.

¡Déjate llevar y sorprende!

Paso 2: Elige el patrón

Es hora de ponernos manos a la aguja, y para ello hay que seleccionar con qué tipo de patrones de trajes de flamenca queremos trabajar.

Para ello, tenemos que seleccionar el cuerpo que nos interesa, y por eso hay que definir qué tipo de traje de flamenca se va a confeccionar.

Ya que no es lo mismo un vestido para una romería, que suelen ser más cómodos y con apertura, que para una pasarela de moda o para uno tipo nupcial flamenco con corte sirena.

Grosso modo hay dos tipos de trajes de flamenca, el de cuerpo entero y el de dos piezas, compuesto por una falda tipo rociera y una blusa flamenca. Vamos a ahondar en los completos, que son los más habituales.

El tradicional con grandes volantes que aportan facilidad a la hora de bailar y moverte.

Cómo hacer un vestido de flamenca

El traje canastero, sin costuras hasta media pierna y con un único volante, que nace en esa zona, y no aporta volumen al vestido. Son más cómodos y menos pesados que los anteriores.

Con las mangas ocurre lo mismo, pueden ser cortas, medias o largas. Dependerá mucho del tipo de tejido que hayamos seleccionado, pero siempre hay que darle preferencia a las telas elásticas para que se adhieran a nuestro cuerpo y no queden flojos.

El siguiente paso es hablar de los volantes. El buque insignia de la moda flamenca.

Hay un sinfín de opciones en cuanto a volantes, de capa o redondo, canasteros …

El punto de inicio en la falda puede ir desde el talle para los más voluminosos e ir descendiendo hasta media pierna. Es cuestión de estilos y preferencias.

Y no debemos olvidarnos de las mangas. No hay vestido de gitana que se precie que no lleve un buen volante incrustado.

Una vez tomadas estas decisiones, hay que pasar a la acción y tomar medidas, ¡punto clave!

Paso 3: Elige los materiales

Una vez tenemos el patrón, todas las ideas bocetadas y plasmadas en nuestra cabeza, y las medidas tomadas, es hora de poner a punto nuestras máquinas de coser.

Cada vestido es diferente como ya hemos observado, así que dependiendo del tipo de vestido y, sobretodo, del número de volantes, forros y detalles que lleven incrustados, los materiales que utilizaremos serán más o menos amplios.

Independientemente de esto, os dejamos una lista de elementos básicos que no deben faltar en vuestros atelier para saber cómo hacer trajes de flamenca.

• Tela seleccionada
• Cremallera larga (mínimo 50 cm.)
• Tela para enaguas (dará volumen si lo precisas)
• Hilo de coser de poliéster
• Picolinas, ondulinas, pasamanería, flores, flecos
• Botones de fantasía (si quieres reforzar la cremallera y darle un toque exterior sofisticado)
• Tijeras
• Alfileres a mansalva
• Máquina de coser
• Dedal

Paso a paso para hacer un traje de flamenca:

1. Preparamos el cuerpo base, cortando los patrones, las telas y asegurarlos con alfileres.
2. Hirvanamos las piezas y cosemos la cremallera al cuerpo.
3. Con la máquina de coser, pasamos todas las costuras con delicadeza y con cuidado de que no se arruguen ni se doblen.
4. Preparamos los bordes del escote dándoles textura y forma y los unimos al cuerpo.
5. Con las tijeras, eliminamos la tela sobrante para que el resultado sea lo más fino posible.
6. Es turno de las mangas. Dependiendo del estilo se elaborarán de una manera u otra. Pero será cortar, hirvanar, pasar pespuntes, planchar y unir al cuerpo.

Desde aquí os animamos a que os paséis por nuestra tienda online, seleccionéis los materiales necesarios para confeccionar vuestros vestidos de flamenca y disfrutéis de todos los pasos del proceso, porque no hay nada más enriquecedor que crear tus propios diseños.

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Abrir chat