Mercería El Torcal

Tipos de plisados tendencia [+ Videotutorial] 

Tipos de plisados

Antes de adentrarnos en el apasionante mundo de los tipos de plisados, debemos entender a qué nos referimos con esta técnica de costura.

El plisado hace referencia al pliegue en un material, ya sea tela, papel o cualquier otro que tenga flexibilidad, para darle una forma concreta.

Su apariencia final siempre va a depender del tipo de técnica que se le aplique, ya que puede expandirse de diferentes maneras, en modo de abanico, rectas o radiales, entre otras.

El plisado o tableado tiene múltiples aplicaciones, no solo podemos usarlo para confeccionar vestidos o faldas, sino que podemos aplicarlo en prendas como tops, camisetas, ropa interior e incluso hasta en accesorios como bolsos, zapatos, sombreros y en un sinfín de opciones más.

No es de extrañar que al oír hablar sobre esta técnica visualices imágenes de grandes estrellas del cine como Marilyn Monroe, Grace Kelly o Coco Chanel. Y es que se trata, de uno de los hitos en el mundo de la moda que ha perdurado a lo largo de los tiempos.

Origen del plisado

Sin duda alguna, al mencionar el término plisado hay un nombre que nos viene a la cabeza, Mariano Fortuny.

Este pintor, grabador y creador textil catalán, ayudado por su esposa Henriette Negrin, una experta modista, trajo a la actualidad de ese momento un nuevo producto que dejó al mundo de la moda sin palabras. Se trataba del ya mundialmente famoso vestido Delphos basado en su técnica innovadora “Plissé Fortuny”.

Un vestido basado en la túnica de la estatua Auriga de Delfos (474 a.C.) que realzaba de manera insinuante la figura femenina con caídas extremadamente delicadas.

Pero ¿por qué fue uno de los descubrimientos de la época?

Porque sus diseños estaban creados con una técnica secreta natural (que sigue sin ser desvelada en la actualidad) que perdura en el tiempo sin perder su forma. Esto fue una proeza, ya que en esa época no existían los materiales sintéticos, sino que solo había tejidos naturales como el algodón, la seda o el lino que, al entrar en contacto con el agua, hacía que el plisado desapareciera. De ahí que marcase un hito en la historia de la moda.

Además, contaba con un toque diferenciador en cuanto al tratamiento del color, ya que sus vestidos cambiaban de color según la luz que se le aplicaba y el movimiento al caminar, un espectáculo del vestuario.

Si eres una persona apasionada del mundo textil, no puedes dejar de visitar el Museo Fortuny, ubicado en el Palazzo Venetian Gothic de Venecia, donde podrás visualizar y dejarte deslumbrar por todas las creaciones del artista español

Sin embargo, la historia del origen del plisado viene de siglos atrás.

En los tiempos del antiguo Egipto los faraones ya utilizaban esta técnica, a base de un baño de goma líquida y presionando con instrumentos muy pesados sobre el lino, para darle un toque de riqueza a sus prendas. La problemática era la comentada anteriormente, que el lavarlos se desvanecía la forma.

Siguiendo por el paseo entre civilizaciones, llegamos a otras épocas destacadas que también usaban el plisado como son los griegos, donde era habitual encontrar todo tipo de túnicas para reyes, en el Renacimiento o en la historia hindú, donde también han tenido una gran presencia con vestidos y saris.

Sin embargo, la historia del pasado sigue vigente en la actualidad y en las grandes pasarelas de moda donde modistas vanguardistas y tradicionales siguen sin perder de vista esta gran técnica que nunca pasará de moda.

Diferentes tipos de plisados para tus prendas

El plisado, más allá del aspecto estético, aporta volumen a las prendas y mucho movimiento en ciertos casos.

Sin embargo, a la hora de escoger esta técnica para confeccionar, hay que tener presentes tres aspectos fundamentales que son:

  • Tipos de plisados.
  • Tipo de tejido apto para ello.
  • Tipo de aplicación: en seco o en húmedo.

En el siguiente apartado vamos a profundizar en las diferentes opciones que tenemos en cuanto a tipología y cómo hacer plisados.

Plisado caja

Este pliegue es de los más habituales a la hora de confeccionar prendas de ropa, como, por ejemplo, las faldas plisadas, sin embargo, es normal utilizarlo también para otro tipo de elementos como almohadas, colchas, cortinas o bolsos entre otros.

Se suele emplear con todo tipo de tejidos, desde los más pesados como los materiales sintéticos hasta los menos, como el satén, las gasas, o para crear plisados de raso.

El plisado de caja toma su nombre por la forma que tiene. El sistema de confección consiste en producir un pliegue rectangular doblando otros dos iguales, pero en las dos direcciones opuestas, dejando en la parte frontal un trozo de tejido con el objetivo de dar movimiento a la prenda.

Este pliegue cuenta con una relación de aspecto 4:2, es decir, con cuatro de tela se obtiene un pliegue terminado en dos.

Pero ¿Cómo conseguimos que siempre mantenga su forma? Realizando puntadas en el borde o en la parte superior.
Una vez se tiene el conocimiento de elaborar un pliegue de caja, podemos ir una puntada más allá y entrar en las subcategorías como son el pliegue de caja simple, el doble, múltiple y el invertido.

Plisado invertido

Uno de los puntos fuertes de este tipo de plisado es que, sin llegar a introducir un gran volumen, la prenda adquiere un aspecto con un toque tridimensional.

El pliegue invertido es sencillamente un pliegue de caja hacia atrás que se utiliza en cortinas y ropa con el objetivo de mantener unidos los pliegues sin dejar mostrar el grueso de la junta y la estructura de los pliegues.

A la hora de ejecutar, se realiza creando dos bordes doblados hacia un punto central enfrentando un pliegue frente a otro y originando un lazo que une la tela.

Tradicionalmente, se cose de forma horizontal sobre el borde superior para sujetar el pliegue. El resto del tejido caerá por la parte de abajo.

Plisado acordeón

Éste es otro plisado de los más populares y más empleados a lo largo del tiempo, sobre todo en la zona de África.

Su nombre procede del efecto visual que se genera al abrir la tela, ya que parece igual que el instrumento musical.

Debido a su versatilidad, es habitual encontrarlo en prendas de ropa como las faldas escocesas tipo Kilt o en otro tipo de materiales como los abanicos estilo oriental, las cortinas, artículos de tapicería o las flores de papel. Si lo utilizamos en materiales delicados como la gasa dará un resultado muy elegante.

Tipos de plisados acordeon

El plisado acordeón es uno de los que mayor nivel de resistencia presenta a no perder el pliegue.

Se cose alrededor de toda la prenda o producto mirando todos los pliegues hacia el mismo sentido, o en grupos de pliegues con intervalos que repiten el mismo patrón del mismo tamaño. Debido a ello, es preciso utilizar un trozo de tela de un tamaño de ancho mucho mayor al ancho final, ya que al crear pliegues se duplica la cantidad utilizada

Plisado cuchillo

Aunque creas no conocerlo, el plisado cuchillo lo has visto un centenar de veces tanto en la calle como en la televisión. Se trata del plisado utilizado en las faldas de colegiala y según la largura de la falda tendrá un estilo más serio y sobrio o desenfadado y casual.

A la hora de confeccionar el plisado cuchillo se superponen un pliegue encima del otro presionándose entre sí, hacia la misma dirección.

Lo bueno de este tipo, es que permite que el plisado sea fino, grueso, más ancho o más delgado.

Plisado cartucho

Sin duda alguna, el plisado cartucho es en el que mayor cantidad de tejido se emplea.

Se usan para recopilar una gran cantidad de tela en una línea de cintura. El punto de liberación es la costura o la cintura, por lo que este es el aspecto más dramático de todos los pliegues. Es hecho en seda o gasa, la falda puede ser de calidad ballgown, estas faldas son más apropiadas para los eventos nocturnos.

 

Además de los anteriormente mencionados, hay otras variedades de plisados como los tablones encontrados, el de arlequín, arrugado, drapeado, el plisado recto, push up, Soleil (basado en el Delphos de Fortuny) y cristal entre otros.

Si estás interesado en saber cómo hacer plisados te enseñamos en el siguiente vídeo con toda la tipología de materiales que tendrás disponible en nuestra mercería online para que comiences a trabajar en ello.

Disponemos una amplia variedad entre los que encontrarás plisado de organza o garrucha, de algodón, de gross, fantasía, fruncidos, de encaje, elásticos, vichy y muchos modelos más.

 

Comparte este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Abrir chat